¿Ya tomaste café hoy?

Cuando en Brasil te preguntan: “Tomou café hoje?” están queriendo saber si ya desayunaste, porque el nombre de la primera comida del día es: “café da manhã”. Te explico el por qué:

Siendo un país originado por la colonización portuguesa, tradicionalmente se utilizaban en Brasil, dos expresiones:

“pequeno almoço” (pequeño almuerzo)1

“desjejum” (desayuno)2

Con el desarrollo de una personalidad cultural y política propia, surgieron costumbres y variaciones lingüísticas, naturalmente apoyadas en los nuevos hábitos y en las actividades económicas y sociales.

Como productor y exportador de café a gran escala, Brasil incorporó el café en los hábitos de la población y, particularmente, en la primera comida del día, sin duda debido al efecto estimulante de la cafeína, como «preparación» para enfrentar la jornada de trabajo y de estudio de cada día. De esta forma, habría surgido la expresión «café da manhã”, para denominar al desayuno, que suele acompañarse con otros alimentos como: pan, queso, dulces, etc.

Cabe señalar que generalmente, en Brasil por razones de salud, no se ofrece café a los niños antes de cierta edad, ni en el “café da manhã” ni en cualquier otra comida. ¡Es cómico observar, que esto lleva a los niños brasileños a cuestionar ―con razón―, el nombre de esta comida matutina que para ellos, no incluye café!

Así que tomar el “café da manhã” o llanamente tomar café, es la acción de desayunar, y no necesariamente tienes que beber café, sino que puedes tomar jugo, té o leche.
A pesar de ser un país de proporción continental y riquísimo en diferentes culturas, podemos hacer una lista de los alimentos que suelen estar presentes en el desayuno brasileño “promedio”: pan (normalmente el «francês»), mantequilla, mermelada de frutas, quesos y fiambres, como jamón y mozzarella, por ejemplo.

¿¡Y el pequeno almoço y desjejum!?1 2

Hace muchos siglos, se almorzaba al despertar, se cenaba cerca del mediodía, se merendaba a media tarde y se comía a las 19h. Después se dormía a las 21 ó 22h y el ciclo se repetía. (O sea las principales comidas eran las primeras dos).

Con los cambios de época, la aparición de la electricidad y otros avances por el estilo, dejó de haber tiempo para una primera comida fuerte y esta pasó a ser la que antes era la segunda, es decir: la del mediodía. Entonces la primera comida del día, por ser poco sustancial y anteceder al «verdadero almuerzo”, pasó a ser llamada “pequeno almoço”, y hasta el día de hoy así se llama al desayuno en Portugal.

Otro término usado en todos los países luso hablantes es «desjejum» que, contrariamente a lo que se imagina, no es sinónimo de desayuno o merienda. El término, en su uso coloquial, es mucho más usado en situaciones en que una persona hace su primera alimentación diaria después del mediodía, ya sea por cuestiones religiosas, médicas o por gusto personal.

El “café da manhã” puede ser un “desjejum”, pero no todo “desjejum” es un “café da manhã”. Pues un “desjejum” puede ser matutino, vespertino o nocturno y el “café da manhã” solo se sirve por la mañana.

Luego de toda esta explicación, te vuelvo a preguntar: ¿Ya tomaste café hoy?

Comparte con tus amigos.
error
fb-share-icon

Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *